La crítica antropológica para buscar la realidad

Mucha gente se cuestiona qué aporta la crítica antropológica para nuestros conocimientos, aunque otra gente ni siquiera se cuestiona la crítica y pasan directamente a refutar o contradecir la crítica que realizan los antropólogos/as, a través de comentarios populares basados en sus propias experiencias, y cuando no, en lo que mejor encaja bajo su punto de vista lógica.

Lógica o sentido común, como dos conceptos que suelen confundirse a la hora de observar el objeto de estudio. Pero en cualquiera que sea el caso, el resultado es enriquecedor para quienes critican, y también para quien es autor de recibir esas críticas sociales, ya que también se buscan resultados cuando aparece la crítica, que son cuestionables o analizadas. Porque si algo es verdad, es que la realidad social se construye, se vive y se analiza de acuerdo con los parámetros sociales establecidos por los métodos que utiliza la antropología.

Los antropólogos/as se encargan de observar, describir e interpretar los acontecimientos pasados, presentes y posibles que el hombre crea en su espacio imaginario, y lo convierte en realidad social.

Este proceso de transformación es lo que llamamos puramente cultura, y aunque cada grupo de personas crea su propia estructura social, la finalidad de los seres humanos no es otra que satisfacer su supervivencia en un lugar concreto del planeta.

Durante la convivencia de determinados grupos de personas, suceden acontecimientos que el hombre ha construido a través de unos procesos psicológicos, y que normalmente están relacionados con los fenómenos naturales, donde a veces aparece una fe ciega, seguida de una creencia ancestral que la gente práctica con el paso del tiempo.

Y eso se hace por encima de aquellos planteamientos científicos que terminan contradiciendo la realidad social inventada. A pesar de que los grupos de personas siguen empeñados en que ni la ciencia ni otra construcción social, puede ser más verdadera que la propia fe dogmática. Es entonces cuando los antropólogos/as, a diferencia de la crítica social popular, observan la realidad, la analizan e interpretan para finalmente obtener una conclusión.

Durante ese proceso aparece una crítica, pero sin tener nada que ver con esas opiniones populares que de algún modo intentan desafiar al planteamiento antropológico, porque tras la crítica antropológica, existe algo más que un bagaje al que durante un tiempo se vio sometido un antropólogo/a principiante.

Pues se necesita una serie de propiedades esenciales humanistas para ver el mundo, comprender a la sociedad y el papel que desempeñan los seres humanos en el entramado que han construido.

Digamos que el antropólogo/a, llegado el momento empieza a experimentar una serie de cambios que lamentablemente son irreversibles. Entrando en un estado de desilusión personal cuando concluye con la realidad social investigada, y es a partir de ahí cuando empieza a comprender que la crítica no es más que el resultado de lo que la gente cree creer, y que la propia humanidad es el conjunto de la diversidad de opiniones que construyen la realidad social.

Es un estado de consciencia individual que ve el mundo desde la subjetividad de su propio experimento, basado en un modelo evolutivo social, y con respuestas fundamentadas de acuerdo a las vivencias sociales que le rodea. Digamos que es un entramado del que difícilmente puede llegar a comprender mientras no se convierta en un buscador fuera de la construcción social de la realidad.

Este artículo ha sido escrito por Andrés López Pérez. Licenciado en Antropología Social. 

7 thoughts on “La crítica antropológica para buscar la realidad

  1. Antropologa Adriana Goñi Contestar

    Reblogueó esto en Antropología para Todosy comentado:
    Los antropólogos/as se encargan de observar, describir e interpretar los acontecimientos pasados, presentes y posibles que el hombre crea en su espacio imaginario, y lo convierte en realidad social. Este proceso de transformación es lo que llamamos puramente cultura, y aunque cada grupo de personas crea su propia estructura social, la finalidad de los seres humanos no es otra que satisfacer su supervivencia en un lugar concreto del planeta.

  2. El Antropólogo Principiante Autor del artículoContestar

    Gracias Luis por tu crítica, es eso mismo lo que se pretendía en este artículo, la crítica hace interesante la disciplina. Le escribiré al autor del artículo por si quiere seguir el discurso crítico que se ha generado, yo de momento me quedo como observador de este hilo crítico.

  3. Luis Contestar

    Si la gente suele confundir lógica y sentido común, tu diferencias primero experiencia de la del «punto de vista lógica» (¿?) , para a continuación diferenciar lógica del sentido común… a la hora de construir el objeto (0 0). Tu sentido común -formado por la experiencia- o tu lejanía temporal con la carrera te habrán llevado a confundir la distinción entre «discurso teórico científico» y «sentido común».

    Varios puntos en los que no estoy de acuerdo.
    1. La antropología no establece ningún método…y es algo que me enamora de esta disciplina.
    2. No todos los antropólogos observan, describen e interpretan. Primero porque habrá quien considere que no hay interpretación en la antropología, y segundo, habrá quien no llegue ni a una mera descripción, sino a conclusiones guiadas -interpretadas- desde su sentido común.
    3. No convertimos nada en «realidad social», en todo caso analizamos una realidad social…cosa que sería absurdo, pues para eso tenemos a los periodistas.
    4. «Lo que llamamos cultura»…quienes?? los antropólogos en general??
    5. Ni creo que los seres humanos creen estructuras sociales así como los Mecano, ni que la finalidad del ser humano sea la supervivencia, pues M. Harris hacía gracia antes de leer a antropólogos serios, pero uno luego no puede reducir todo a lo biológico -no desde mi punto de vista, el cual sigue en proceso de construcción.
    6. Procesos psicológicos?? fenómenos naturales?? fe ciega?? No se ni por donde intentar entender esa frase. La realidad social SIEMPRE es inventada, creada, tanto la que rigen racionalidades religiosas como las que se «apuntalan» en racionalidades científicas. Creo que la fé dogmática en tu caso te ciega y no te deja ver más allá de ese cientificismo que rodea a este artículo.

    Conclusión: para no seguir por puntos resumo, una crítica antropológica como la que planteas es sobervia, pretenciosa, positivista a rabiar, nada constructiva -parece querer desmontar lógicas que no se adecuan a tu forma de entender el mundo, con la Razón como Diós. Fé en la razón que, amigo, obstaculiza esa «humanidad» de la cual hablas, y para la cual no hace falta encerrarse en esa consciencia individual de la que hablas, sino todo lo contrario, expandir los límites de ella, y ser capaz de «intentar» interpretar la mayor intersubjetividad posible, de deslocalizarse de uno mismo.

    Espero que como decía al principio se acepte este comentario como una crítica para el conocimiento 😉

  4. Pingback: La Antropología no tiene porque ser sólo académica. | El Antropólogo Principiante

  5. Juan Contestar

    Un artículo denso en reflexión e interesante en el planteamiento que describes, …si he conseguido descifrarlo! Entiendo que el sentido común no nos deja ver más allá…siempre nos han dicho que las cosas son de una u otra forma o simplemente recurriendo al ¡gracias a dios!…dejando la realidad a la fe o la comprensión de la misma ¿es así? el antropólogo piensa que no…la realidad inventada hay que desmontarla…una quiebra epistemológica rompe la observación y hace detenerse en un desierto de entramados; es cuando se busca el ¿por qué? y ¿cómo?…. Aquí es cuando estando en los límites de los contextos sociales y culturales el buscador comienza con los cambios que nunca más le permitirá pasar a un estadio anterior, ya que ha comenzado a «comprender» con todos los problemas que conlleva…comenzando su lucha real ¿un asceta?

    Un saludo

Deja un comentario