¿Pisar una mierda trae suerte? ¡Pisa y juega!

PISAR UNA MIERDA

En este artículo vamos a ver lo que significa culturalmente pisar una mierda trae suerte, ¿será verdad? ¿Por qué decimos que pisar una mierda trae suerte? 

PISAR UNA MIERDA TRAE SUERTE O NO

El otro día pisé una mierda.

Según una superstición, pisar una mierda trae suerte.

Cuando la pisé, en vez de darme asco o de maldecir a la persona o animal que había defecado en mitad de la calle – supongo que fue un animal- miré a mí alrededor y pude comprobar que a escasos treinta metros se encontraba una administración de lotería.

¡Bien!

Era mi día de suerte, había pisado una mierda, seguro que si jugaba un boleto de lotería, me tocaría el premio, pasados unos días comprobé mi boleto y…

¡Bingo! ¡Me había tocado la lotería!

ME TOCÓ LA LOTERÍA AL PISAR UNA MIERDA

Como Antropólogo Principiante y extraño ser de este planeta que se ha propuesto observar todo lo que le rodea, la administración de lotería parecía un lugar idóneo para aplicar la mirada antropológica, a esa a la que llaman holística.

Había una cola de diez personas, me impresionó que hubiera tanta gente.

Comprobé que ninguna de esas diez personas había pisado una mierda o el reborde de la suela de los zapatos no presentaba ningún cuerpo pastoso de color marrón o negro.

Me impresionó que de las diez personas yo fuera el jugador de lotería más joven.

Había siete hombres y tres mujeres, sus edades rondarían entre los 45 y 80, o tal vez más.

Era un martes por la tarde cerca de las seis.

Reflexioné un momento y me pregunté ¿Por qué no hay gente de menos de cuarenta años jugando lotería?

EL SUEÑO DE GANAR LA LOTERÍA

El ambiente en la administración era algo tedioso y triste.

La velocidad de la cola era un poco lenta, se sabe que cuando uno se hace mayor, la velocidad de los movimientos corporales disminuye.

La gente no hablaba entre sí, aguardaban en la cola mientras sacaban sus boletos para ser comprobados en la máquina, la cual, tras leer el código impreso en el boleto, aparecía un mensaje en que decía, “su boleto no está premiado” volviendo a desembolsar una cuantía de dinero para jugar de nuevo, una nueva ilusión, hacerse rico o sacar a su familia adelante.

Tal vez la gente joven no compra lotería porque no tiene necesidad de hacerlo.

Están tan ocupados con el trabajo que no tienen tiempo de ir a la administración a jugar un boleto.

Tal vez,  el trabajo les den el sustento económico que necesitan y no hace falta más dinero.

Puede ser que estén tan inmersos en los estudios que no se preocupen y no piensen que para ganar dinero tienen que trabajar, como te enseñan desde pequeñito.

Tal vez por eso no había gente joven en la administración y cuando te haces mayor piensas que has malgastado mucho tiempo trabajando duro para cobrar una miseria de pensión.

Me planteé lo siguiente.

¿Por qué sólo hay gente mayor comprando lotería cuando se supone que disfrutan de una prestación económica gracias a su jubilación que tantos años les habrá costado conseguir?

Puede ser muy probable que la jubilación sea pésima y necesiten más dinero o tal vez toda la vida han estado anhelando ser ricos y nunca lo consiguieron.

¿La lotería se mantiene de las jubilaciones de los pensionistas? ¿Por qué usar la palabra “jugar” lotería en vez de decir comprar un papel con números?

PISAR UNA MIERDA Y LA SUERTE DE LA DESILUSIÓN DE LA LOTERÍA

Pienso y me entristezco de esa estampa en la cola de la administración de lotería.

No pienso volver a pisar alguna administración de lotería, no una mierda.

Lo de pisar una mierda es algo casual, con más probabilidades de  ganar la lotería, aunque seguro que has pisado más mierdas que veces te haya tocado la lotería.

Pareciese que esas personas estaban comprando su felicidad que en años anteriores no consiguieron.

La felicidad en manos del azar.

Eran como víctimas de un sistema cerrado y con difícil acceso a posiciones elevadas dónde seguro que el que ocupe la pirámide en la zona más alta no juega a la lotería.

Si en vez de decir comprar, usamos la palabra jugar, pareciese un juego en donde tener entretenida a la masa, a esa fuerza productiva, el juego de la ilusión, del sueño, del dinero, ese sueño de ser rico parece probable cuando compras el papel con números.

Dicen que el dinero no da la felicidad –típica frase del pobre- pero el rico te dirá que la felicidad la da el capital, ese capital que juega en los mercados invisibles a costa del trabajo del otro, el de abajo.

Personas que juegan lotería, una vez llega su vejez, para cumplir el sueño que nunca han alcanzado y que tal vez se haga tarde para alcanzarlo.

A mí me ha tocado la lotería, dos euros del reintegro, gracias a pisar una mierda pude tomar un café gratis y escribir este texto «de mierda» que no es nada empírico ni antropológico.

5 thoughts on “¿Pisar una mierda trae suerte? ¡Pisa y juega!

  1. Wendy mejia Contestar

    Muy seguido tengo sueños donde me paro sobre popo y también pienso que es de buena suerte ..aunque la opinión de otras personas dicen que es de mal angurio.

  2. Jose luis Contestar

    Si, es cierto, yo pise una y bien grandota, se podia observar que era humana. En si, fui a la banca de Loterías y me jugue el 25, adivinen? Gane un buen chorro de dinero. Desde ese dia trato que no sea por voluntad propia, volver a pasar por la misma situación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.