Estudiar a distancia; pantalla fría y conexión individual.

 El otro día, hablando con una  colega antropóloga sobre los recursos que ofrece la Uned para estudiar un grado, llegamos a la conclusión de que en la Uned, puedes sacarte un grado sin decir ni una palabra. Sin decir ni una palabra, nos referíamos, a que puedes hacer el grado  sin relacionarte con las demás personas que puedan compartir ese camino hacia la obtención del título al que estás optando. ¿Como puede ser esto posible? Partimos de un caso ficticio.

Empezamos con un recorrido, en el que supusimos, se podía dar el caso. Supongamos que voy a matricularme en la Uned. Para empezar puedo obtener toda la información por Internet, nuestra gran herramienta. Obtengo información, y me matriculo. No media ninguna relación física con ninguna persona, soy yo, y el ordenador. Una vez tengo la matrícula, obtengo los libros haciendo un pedido por la librería virtual, me llegan los libros, los pago con tarjeta y comienzo a estudiar. En el primer y segundo año, la Uned ofrecen tutorías físicas no virtuales, un espacio donde puedo relacionarme con las demás personas, pero decido no ir, o tal vez en mi centro asociado no ofrezcan tutorías o me pille lejos de casa.

Como podéis comprobar aun sigo sin relacionarme con ninguna persona. Comienzo a preparar los exámenes, sin consultar ninguna duda por la plataforma virtual y los distintos foros, y llega el momento del examen. Hasta ahora no me ha hecho falta relacionarme con los demás. Hago el examen y a esperar nota. Las notas las consulto por Internet, y en el caso de que no esté de acuerdo con la nota envío una reclamación al profesor en Madrid.

Sin relacionarme con las personas en el espacio físico virtual y no virtual puedo estar todo el tiempo que me requiera sacar el grado. Pensamos, mi colega y yo, que para hacerte el carnet de la Uned, sería necesario hablar con la  persona de recepción, pero esa opción en la que pudieras  hablar con alguna persona en el proceso universitario y relacionarte con alguien fue descartada,  ya que no hace falta el carnet de la universidad, presentando el D.N.I puedes hacer el examen.

En fin, una historia un poco absurda, pero que puede darse en algún lugar. Para el grado de Antropología, puede resultar bastante impresionante que una persona pueda estudiar esta ciencia a su bola, sin relacionarse con profesores, alumnos, recepcionistas, o demás personas que pueden aparecer en el campo de acción universitario. Exagerando el caso, como lo hemos hecho, es preocupante que en una ciencia que se interesa por la participación, la divulgación, el debate antropológico, el contacto humano, pueda darse el caso de un individualismo social exagerado para una persona que estudia sin relacionarse con los demás una disciplina como la Antropología.

Hemos descartado la opción de la comunicación por internet ya que hemos exagerado el caso, pero aun así, existiendo una relación con las personas en internet, la pantalla no deja de ser fría y sin sentimientos, porque a fin de cuentas, eres tu la que lee el mensaje, eres tu la que lo interpreta, eres tu la que escribe en la pantalla y la que siente a través de la pantalla, sin que medie el sentimiento de la persona que esta al otro lado, la que escribió ese mensaje.

No es una crítica al modelo a distancia para estudiar estudios universitarios. Muchas personas ven este modelo a distancia ideal, ya que les ofrece cierta independencia a la obligatoriedad de los centros educativos y al plan Bolonia, uno mismo puede estructurarse los tiempos de estudio y dedicación a la tarea. No es que estudiar a distancia sea lo peor del mundo, pero para la Antropología, tal vez, no sea, la mejor de las maneras.

La Antropología requiere el contacto humano, el trabajo de campo no puede realizarse mirando a la pantalla y recabando datos como computadoras locas por la información. El grado en Antropología debería de ser de contacto no solo virtual. Es una lástima que en tercer y cuarto curso no dispongamos de mas clases presenciales, que aunque solo sean una vez a la semana, hace que salgas de la monotonía virtual.

12 thoughts on “Estudiar a distancia; pantalla fría y conexión individual.

  1. El antropologo experimentado Contestar

    Estás suponiendo que el sujeto que quiere estudiar antropología no hace de su vida absolutamente nada más que estudiar antropología. Estas reduciendo toda su actividad a estudiar antropología en el campus de UNED. Tal vez ese tipo que optó por sacar un grado online, trabaja, tiene una familia, acude a un club social y cata vinos con sus amigos. Estás ignorando que existe Zoom, Skype y Hangout por mencionar algunas herramientas para comunicarte en vivo con otras personas. Estas ignorando la riqueza de contactarte con personas de todas partes del mundo, que conllevan una carga cultural sumamente diversa, con observadores totalmente diferentes al tuyo. Estás disminuyendo el análisis a 1 sola variable.

    • El Antropólogo Principiante Contestar

      Hola Antropólogo Experimentado, que bien me viene contar con tus comentarios porque me ayudarás a reflexionar sobre las diferentes variables que se puedan dar en un contexto determinado. Como ex-neoludita, he de decirte que poco a poco voy cambiando mi forma de ver el alcance tecnológico, pero sí, pienso que las formas de relación en lo virtual cada vez son más comunes, más conectadas y a la vez con un toque de tristeza.

  2. Tony RodZ Contestar

    Hay que conseguir esas tutorias presenciales en las asignaturas de tercero y cuarto. A mi modo de ver, y como bien dices, son indispensables. Quizás haya que hacer un poco de fuerza, o quizás, si hay un aumento de alumnado en esta apasionante disciplina, las creen.

  3. Elman Figueroa Contestar

    El hecho de que no haya interacción supone que el curso en cuestión fue mal diseñado desde el punto de vista de su Concepción y diseño y por lo tanto los modelos de diseño instruccional no se aplicaron.
    Para estructurar un curso virtual es necesario un trabajo mucho más detallado que en un curso presencial; no se trata de subir materiales educativos tales como archivos PDF, libros de lectura etc. Eso no es E Learning y debido a lo mal estructurado de muchos cursos/carreras, esta modalidad de estudio ha tenido malas calificaciones por algunos de los participantes.
    Tal como se menciona en algunos comentarios acá, se puede desarrollar actividades en grupos para trabajar por objetivos, donde es necesaria la participación de dichos grupos en la propia plataforma LMS (la plataforma que administra estos cursos).
    Lógicamente no todas las carreras están adaptadas a esta modalidad ya que muchas requieren trabajo de campo o laboratorios, pero aún así muchas de estas pudieran llevar sus cursos por lo menos en un 50% en modalidad E Learning o B Learning (semipresencial).
    Por otra parte es prácticamente imposible que no haya interacción ya que un curso SIN tutoría está condenado al fracaso. Por experiencia lo digo, ya que me he inscrito en cursos MOOCs (o cursos On line masivos, abiertos al público y casi nunca los termino, ya que a pesar de estar bien estructurados carecen de tutoría.
    De hecho la tutoría virtual es prácticamente una nueva especialización necesaria para participar y apoyar al participante en estos cursos.
    Por último los cursos virtuales son enriquecedores ya que tienes que interactuar con distintas nacionalidades y culturas y modos de expresarse y creo que desde el punto de vista de la antropología (campo que desconozco) esto sería interesante.
    Me consta, ya que en este momento estoy en un curso virtual de Diseño Instruccional y tenemos que realizar un trabajo en grupo, donde hay personas de Salvador, Argentina , Chile etc.
    Y como remate a este comentario, si los participantes son de tu país y localidad entonces pueden juntarse a tomar un café y conversar acerca de los temas en cuestión.
    Por mi parte voy a desarrollar cursos virtuales orientados a la enseñanza media en sus distintas asignaturas basados en una plataforma especializada para estos casos, así como a través de plataformas de videoconferencia especiales. ¿Un cafecito?
    proFElman
    elman21@gmail.com

  4. Anónimo Contestar

    Yo voy a opinar en un termino medio, cierto es que si te pones de «malas», no ves a nadie, te voy a corregir en el hecho de que ahora para examinarte es obligatorio el carnet de estudiante, no solo vale con presentar el DNI, pero si mandas un correo postal con una foto te lo envían a casa, con lo cual se obvia también el contacto físico.

    Personalmente llevo varios años en la UNED y la relación es la que tu quieras tener, yo he llegado desde a tener grupos de estudio y quedar todas las semanas en persona, a ahora, que tengo una hija, a hablar con la gente a través de redes sociales sin ver a nadie en persona.

    Así que esto de la UNED es, como siempre he dicho, un «búscate la vida».

    • El Antropólogo Principiante Autor del artículoContestar

      Si, así es, es un búscate la vida. Claro está que luego puedes quedar con la gente y que puedes hacer piña estudiantil, eso ya depende de cada uno, pero estando imbuidos con las tecnologías que bajo mi punto de vista tienden más hacia una sociabilidad virtual, pienso que la Uned tiende hacia una individualización educativa que en Antropología, no se yo si será del todo bueno cursar un grado a través de la pantalla.

  5. NataliaCastro Contestar

    Yo estudio psicología en la UNED. Tengo una licenciatura en Filosofía en la presencial, y mientras la estudiaba lo disfruté. Pero ahora en la UNED efectivamente no me relaciono con nadie, y me encanta. Es una especie de universidad para misántropos, perfecta para mi ahora.

Deja un comentario