¡Smartphone! ¡Yo no soy tonto!

PÉRDIDA DE MEMORIA

Llevamos unos años conviviendo con nuestros aparatos electrónicos y esto nos produce pérdida de memoria por el móvil, su uso prolongado afecta a nuestra memoria. 

El móvil hace unos quince años era un aparato de lujo. No todo el mundo podía tener móvil. El que tenía un móvil podía presumir de poder mandar sms a través de su operadora con un coste establecido.

El móvil ha ido cambiando de forma y de función a lo largo de escasos quince años.

EL MOVIL LADRILLO O MÁS CONOCIDO COMO EL «LADRILLACO»

Al principio se nos presentaba con unas dimensiones que ahora son impensables de transportar en el bolsillo. Aquel móvil al que llamábamos el «ladrillo» por sus grandes dimensiones se fue transformando a lo que conocemos hoy por «smartphone».

En sus inicios, poder realizar una llamada desde la calle era el futuro, hablar en cualquier instante y lugar era impensable sin cables de por medio.

Las grandes empresas, fabricantes de estos aparatos pensaron en que era demasiado grande para transportarlo en el bolsillo, redujeron sus dimensiones para su facilidad maleable.

LA REDUCCIÓN DE TAMAÑO DEL MÓVIL

En aquel tiempo, el que tenía el móvil más pequeño era el más moderno, el más guay, el que podía vacilar de tener el móvil  más «chic». Ahora pensar en ese móvil diminuto, es no poder marcar las teclas milimétricas en las que la persona adquiría la habilidad del marcaje del teclado.

Primero grande, después diminuto y ahora inteligente.

EL MÓVIL INTELIGENTE Y LA PÉRDIDA DE MEMORIA

Sí, nuestro móvil es inteligente, de ahí su nombre, «smartphone», le ponemos una pantalla táctil, con sistema operativo y acceso a internet, ya tenemos la inteligencia creada.

¿No te da un poco de miedo que tu móvil sea inteligente?

Para que un móvil sea inteligente necesita la mano del humano. Pero ¿qué pasa con la mente? ¿afecta el móvil a nuestra mente?

Tal vez, si nos paramos a pensar un poco, vislumbraríamos la trama oculta de la «hiperconexión».

Tal vez no exista ninguna trama y tan solo sea una conspiración. Pero, ¿porqué no puedes salir de casa sin el móvil en el bolsillo?

Los psicólogos ya le han puesto nombre, nomofobia, como la ansiedad y el agobio que le entra a una persona al no llevar su móvil. Alucinante.

Ya tenemos una nueva enfermedad de la cabeza. Primer paso para que el móvil nos afecte en nuestra cotidianidad mental. Creo que aún hay más. ¿Qué le pasa a nuestra memoria?

LA PERDIDA DE MEMORIA POR EL MÓVIL 

La memoria, es una función del cerebro y, a la vez, un fenómeno de la mente que permite al organismo codificar, almacenar y recuperar la información del pasado.

Surge como resultado de las conexiones sinápticas repetitivas entre las neuronas.

La memoria la estamos perdiendo.

Tal vez dentro de un siglo, el móvil elimine nuestra capacidad de memorizar.

No hay problema, ahora tengo el móvil que me ayuda a recordar momentos del pasado.

Imágenes, vídeos, cámaras y ¡acción! Nuestros ojos son el móvil, perdón, el teléfono inteligente.

Tenemos la necesidad de grabar y fotografiar todo lo que nos pasa, para luego compartirlo en las redes sociales y después acudir a esas imágenes para recordar momentos del pasado. Nuestra memoria va perdiendo sus capacidades neuronales.

¿Qué es la Unión Europea? ¿Qué día nació Esperanza Aguirre? ¿Cuál es el nombre de pila del primer colonizador en américa?

Pueden ser preguntas que tengas que responder en el trivial y que no sea necesario que las sepas, pero ante preguntas que no conocemos tendemos a consultarlas en nuestro teléfono inteligente, ya que es inteligente, nuestro buscador cuando tecleemos la búsqueda, nos llevará la solución a nuestras preguntas.

En este tiempo, al alcance del bolsillo y de nuestra habilidad en el dedo pulgar, en cuestión de segundos podemos saber casi cualquier cosa.

Es lo que tiene el «smartphone» ya no me hace falta recordar, ya lo hace el aparato por mí.

Tal vez, no sea la habilidad del pulgar lo que nos haga inteligentes en el futuro, sino la capacidad de buscar bien el contenido y desarrollar nuestras capacidades perceptivas y cognitivas a la hora de seleccionar dentro de mil millones de bits (por poner algo), una información que se asemeje a un contenido de calidad.

NO CUESTIONAMOS LO QUE VEMOS

Ya son varias las veces que me ha sucedido que alguien realiza una búsqueda en Internet, entra en la primera dirección que le indica el buscador y piensa que esa información es real sin cuestionar quien ha escrito esa información o de que fuente proviene.

Es una sensación extraña que parece que afecta a algunas personas, las de creer que lo primero que aparece en el buscador es la información más detallada y verídica que pueden encontrar, siendo esto preocupante ya que si todo el mundo piensa que lo que dice Google u otro buscador es lo relevante, ¿que puede hacer Google para controlar a los humanoides?

Me entran escalofríos tan solo de pensarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.