La desparición del dinero.

Vaticino la extinción del dinero físico, tal y como lo conocemos hoy, monedas y billetes. Las monedas y billetes dejarán de pesar en nuestra cartera, el dinero se extinguirá. ¿Cómo compraremos entonces? ¿Cómo cobraré el jornal? Parece que se me haya ido la pinza, pero es que internet cada vez abarca más la realidad del ser humano, una realidad que si pudiéramos viajar 1000 años en el futuro, ellos nos recordarían como la “Era del Paleointernet”.

Mil años para que se extinga el dinero me parecen muchos, creo que se extinguirá antes. El dinero es un medio de cambio y tiene un valor atribuido, todo el mundo sabe que un objeto de cinco euros es más barato que un objeto de quinientos, aunque bueno, tal vez a los ricos, quinientos euros le resulte barato.

Hoy en día el dinero se mueve en una esfera en la que grandes computadoras con bases de datos hacen transferencias de muchos números de un lugar del mundo a otro, por ejemplo los bancos, los políticos corruptos o las grandes multinacionales, vamos, los que tienen más de la mitad del dinero existente.

Tal cantidad de dinero no pueden tenerlo en zulos construidos bajo tierra donde nadie pueda robarles. El dinero está en los ordenadores, en los bancos de datos, en los bolsillos electrónicos de las multinacionales, ¿Cómo puede manejar McDonald o la Cocacola tales cantidades de dinero físico?

Tal pregunta me lleva a plantear la siguiente cuestión; el dinero se acabará extinguiendo. Empezamos con los cheques cómo forma de pago, luego vinieron las tarjetas de crédito y de débito, ahora, podemos pagar con el móvil, con la huella dactilar o con la retina del ojo, aparecen nuevas forma de realizar pagos. La tecnología e internet acabará con el dinero, bueno de hecho ya lo está haciendo, cada vez usamos menos monedas y billetes y más móviles y tarjetas.

Y yo me pregunto, si el dinero se extingue, ¿Qué es el dinero? El dinero es un objeto al que se le atribuye un valor, con el que podemos intercambiar objetos y si se extingue es porque ese objeto ha quedado sin usarse o porque hemos encontrado otras formas de pago e intercambio.

Aquellos que soñaban con montañas de dinero cuando pedían un deseo tendrán que cambiar de deseo y pedir montones de números en bases de datos que hacen transferencias con dispositivos electrónicos o las propias partes de tu cuerpo.

Ahora nos robarán el ojo,  el móvil o nuestra huella dactilar, lo del móvil me da igual, pero que me quiten un ojo, ya no tanto, más que nada porque no sé si el genio económico contará con un seguro de ojos.

2 thoughts on “La desparición del dinero.

  1. Roberto A. López Contestar

    Hola Antropólogo principiante, sólo quiero precisar dos cosas. Una, un objeto de cinco euros no es necesariamente más barato que uno de 500. P.e., un caramelo de cinco euros es un despropósito, pero un chalet por 500 es un chollo. Dos, el dinero no «tiende a nada», sino las personas. Es decir, yo tengo por costumbre no domiciliar ningún pago (ejemplo, la fra de la luz. Si la domicilias en el banco pagas la fra a, pongamos, 10 dias vista. Aunque la Ley establece un periodo de al menos 30 dias de pago voluntario. Por tanto si no la domicilias, y pagas en metálico estás ejerciendo tu derecho, y de paso tocas las narices)
    Con todo esto quiero decir que la desaparición del dinero físico es una cuestión (como tantas otras) de permitir que manipulen la ley en su beneficio… pero, ya lo dijo Foucault «… todo dispositivo legislativo ha articulado unos espacios (…) en los que la ley puede ser violada…»

Deja un comentario