60 thoughts on “¿Cómo liga un antropólogo?

  1. ¡Qué pena! No conozco a ningún antropólogo, no sé cómo sois de frikis, pero creo que un simple “me encantaría seguir paseando contigo” hubiese sido más efectivo. A veces, un poco de normalidad viene bien. Suerte para la próxima mirada. 😉

      1. Antropólogos y sociólogos que llevan el lenguaje “sosfisticado” hasta cuando van al baño caen super mala la gente de toda condición y en lugar de parecer “intelectuales” se muestran como antipáticos y pesados. Yo soy antropólogo pero nunca me he complicado por esas tonterías; solo me parece que perdiste una muy buena oportunidad por “gil”…. y hay que enmendar lo más pronto.

        1. Henry que duro eres, pero en parte llevas razón, muchas veces he quedado como estúpido repelente por hablar de teorías y palabras raras. Sí, a veces voy de gili por la vida y mira lo que pasa…

          1. De acuerdo con Henry. Pero además, si no logras corregir esa manía antes de obtener el título, seguro no vas a obtener un ambiente laboral favorable. Vas a repetir este mismo esquema en un ciclo de eterno retorno en cada empleo, proyecto y puesto; y si te vas por ser licenciado o profesor, los estudiantes aborrecen tu clase. Lo siento, soy una antropóloga cruel.

  2. Igual para ligar no surge gran efecto pero para conocer a alguien de manera un poco más profunda es casi básico! No podemos dejar nuestra antropólogx fuera. Ya me gustaría a mí tener esos encuentros con alguien como tú, sería un puntazo.

  3. Será porque soy rarita, pero a mi me encantaría que me hicieran un comentario así. El tio en cuestión ganaría puntos por ello. Mi cerebro me diría: eh!! Mira! Un tio listo y original! (Además de la llamada de atención de su fenotipo. Desataría un caos hormonal en mi sistema límbico) ;), jejeje

  4. jajjajaja que freaks….
    estando actualmente vinculada psicosociobiosexualmente con un nieto de indígenas al enterarme por boca del propio sujeto, le respondo, al notar cierta incertidumbre ante mi reacción:
    por mama o por papa, le pregunté, (mi cabeza en esos segundos era un cuadro malinowskiano de parentesco), -seria gen 1 gen 2…???-, soy antropóloga y todo lo indígena me encanta, sentencié con un beso y un punto y aparte. (por no decir me encantas tu, eso hubiera sido propio de una dentista) jeje
    Sin querer un piropo al estilo freak se habia materialzado.

  5. Hola Soy antropologa y me paso lo mismo que tu, hasta que me quede parada y no lo dejaba de mirar y hasta que le hice una seña al fin antropologa… por un rato observe sus reacciones, caminar nervioso, desesperado en cierto punto, checando su celular…reacciones típicas de un objeto de estudio,( recuerdas el simbolismo) para que se acercara y se acerco….. y una sonrisa nerviosa de mi parte el primer mensaje antropologico…segun el manual de Malinoskwi….y él su primera reacción “salvaje” a la cual responder…jejeje se me lanzó con una sonrisa nerviosa y un beso en la mejilla muy efusiva….ahí me dí cuenta que había olvidado mi cuaderno de campo para anotar mi primera experiencia de contacto……lo demás fue una agradable compañía y al parecer la historia continua porque va a ver una tercera cita……ETA ANTROPOLOGA. Y SOCIAL PARA ACABARLA.

    1. Jajajaj completamente de acuerdo contigo. Nadie que sea normal va a tener un acercamiento diciendo semejantes cosas…pero parece que le funcionaría con algunas personas que comentaron esto jajaja

      1. Hola antropóloga normal aunque eso de normal habría que objetivizarlo, o tal vez no sea necesario. A mi no me funcionó y según veo en los comentarios para la próxima mejor me estoy calladito.

  6. Es inevitable no proyectarse con tal experiencia propia jaja. Creo que muchos pasamos por eso, y más en los casos que integre el proceso de ‘conocer’ gente ‘nueva’. Con las personas conocidas ya no, ellos ya saben nuestro mecanimos de relacionarnos, pero, a pesar de todo, hay que estar consciente de lo que a veces somos para con los otros. “A veces” jajaja. Saludos, muy fresco el relato.

  7. hola! Pues la primera frase me gusto… No tengo estudios en antropología, así que no se como se siente ser diferente en ese aspecto, solo creo que si un chico me dijera algo como eso, y pues hubo un cruce de miradas previo, me quedaría explorando sus conocimientos. No sé quién eres, llegue por casualidad a esta pagina, mas te deseo lo mejor en tu profesión. Bendiciones y animo con la siguiente chica.

  8. Con todo respeto, pero ¿Acaso no es una anécdota imaginaria? ¿En serio pasó así? No lo puedo creer, si lo que hacemos los y las antropólogas es “estudiar” humanos, ¿Cómo no vamos a saber que semejante frase usada en un/a desconocida va a dar catastróficos resultados? Parece la frase que diría alguien para demostrarle al otro que se es más inteligente y el otro un estúpido, lo cuál obviamente a la hora de ligar a una mujer no va a funcionar, en hombres sí funciona, sobre todo si una está “buena”… Menos teóricos clásicos y más observación Acción Participativa en entornos reales, a ver si sobrevive cuando salga de la universidad y vaya a la vida real de las comunidades, allí los teóricos valen huevo.

  9. Buen articulo. A mi me pasa algo similar cuando quiero entablar una platica con el sexo opuesto ´-para asi posiblemente luego tener relaciones afectivas- pero mi analisis critico sobre patrones de genero hegemonicos “durante el ligue” – y me no querer reproducirlos – me limita 😛

  10. No fue “culpa de la antropología” sinceramente hasta entre colegas sería una tontería tratar de “ligar” utilizando los términos en los que desenvolvemos nuestra ciencia, qué chafa

  11. Un buen relato que nos anima a visitar a Goffman, el que tanto escribió acerca de los micro procesos sociales cotidianos de la vida en la calle. Es muy difícil comerse un rosco usando terminología científica pero nada es imposible en esta vida 👍

  12. No soy antropologa, desconozco las teorías de Levy-Strauss o de Malinowski, pero como buena apasionada de las ciencias (en especial las sociales) y algo conocedora de lo que es fenotipo, las zonas del cerebro que se activan y las sustancias que liberan cuando alguien nos gusta y los comportamientos instintivos que tenemos los animales sociales, un primer acercamiento con ese comentario me hubiera parecido lo mas interesante del mundo. Yo te hubiera sonreído tímidamente (y sonrojada, ya sabes, para continuar con el ritual) y te hubiera invitado un café para comenzar un pequeño debate mas profundo sobre cuales capacidades cognitivas eran las que nos habían hecho que nuestros fenotipos se atrajeran…
    No nada mas los antropólogos son frikis…. También habemos frikis que tenemos carreras administrativas pero que un coqueteo así, nos hubiera derretido…
    Saludos!!!

    1. Me parece muy raro que los antropólogos desconozcan el arte de la seducción y, menos la psicología de las mujeres que les encantan sujetos seguros de sí mismos, auténticos, amante bandido y con buen sentido del humor. Debe de ser un antropólogo a medias.

  13. jajajajaja yo soy antropóloga y jamas he tenido problemas al ligar, que tu visión del mundo sea un poco distinta al resto normalmente se hace un problema a lo largo de una relación, pero créeme que esta super padre salir con personas de distintas carreras y ámbitos laborales, al final de cuentas de eso se trata, así como la interdiciplinariedad de las que hacemos uso para nuestras investigaciones, lo podemos hacer con nuestras relaciones intimas. Saludos, y suerte en tus próximos encuentros jaja

    1. Muchas gracias por el comentario y los ánimos para próximos encuentros, yo hay determinadas disciplinas con las que me cuesta relacionarme… Cosas de perjuicios.

  14. Jajaja bromeas? A mí una persona me aborda así (y que al menos tienes agallas para abordar a una chica, lo cual te da muchos más puntos) y me derrite. Sapiosexual por demás… hay demasiados tipos sin cerebro. Personalmente es más difícil conseguir pareja para una antropóloga que al revés. De todos modos no te sientas mal… probablemente ni valdría la pena. Quizá hubiera sido solo para pasar el rato… y nada más.

    1. Si Helena si de eso se trataba, de pasar el rato, pero al final el rato lo pasé escribiendo la anécdota. Un saludo y gracias por dejar tu opinión.

  15. jaja. creo que precisamente ser antropologo es hablar en palabras de la gente, porque pues somos gente y los términos científicos aislan

      1. “Me preguntó con cinismo si yo no concebía otra metodología que el materialismo”

        No sé, yo tuve una relación con un entrenador de gimnasio, desde que empezamos a salir yo sabía que era un macho de mierda: terriblemente homófobo contra “los otras”. Sabía a lo que me atenía si me quedaba con él, obviamente creí poder realizar “el experimiento sociológico” en una relación, ver qué tanta patriarcalidad invertía de su ser. El resultado fue un durísimo rechazo al descubrirme como antropólogo incendiario. Lo chistoso es que yo no he tenido pareja desde aquel entonces, sigo estudiando, y me llegaba a cuestionar si la vía para estar entretenido cognitivasexualamorosafectivamente era a través de la soltería, loca soltería, o si tenía que limitarme a ligarts con otros antropólogos, puesto que son quienes entienden mis cansancios, pasiones y manías, y no sólo como un bicho raro (la familia de este exnovio le llegó a preguntar de qué planeta venía). Yo me pregunto, ¿Qué hacías cuando eras estudiante?

        1. Me ha encantado tu comentario, hiciste ¿mal o bien? Quien soy yo para cuestionarlo…

          Lo que tu me comentas me lo he cuestionado varias veces. Unas veces he podido dejar al antropólogo principiante a un lado y otras no. Cuando lo dejo, me lo paso mejor que cuando está conmigo. Cuando el antropólogo principiante me acompaña todo se tiñe un poco de color de negro tras en análisis y discurso crítico hacía lo que veo, siempre juzgando sobre lo otro. Ahora estoy aprendiendo a no hacerlo.

  16. Es cierto! las personas tienden a asustarse del argot antropológico. Recuerdo los primeros semestres de la carrera, cuando salía con mis amigas y que conocíamos algunos chicos. Su pregunta obligada era siempre “?que es estudias?” , inocentemente les decía la verdad, pero lo único que les provocaba en ellos era un poco de confusión. Entendí con el tiempo que era mejor decirles que estudiaba econonomía, y funcionaba muy bien porque me ahorraba muchas explicaciones innecesarias.
    Por otra parte, creo que la comunicación efectiva es algo en lo que debemos mejorar, no solo en el ligue, sino en el ámbito profesional. Es importante que la sociedad conozca y entienda de nuestra labor; y para eso no es necesario aplicar la jerga académica. Se pueden emplear analogías o ejemplos concretos para explicar ciertos conceptos. Por ejemplo, una vez le hablé del -androcentrismo- a mi papá (señor de 60 años), poniendo como ejemplo un partido de fútbol americano que estaba viendo por la televisión.
    Me agradó el post, creo que te seguiré leyendo.

    Saludos.

    1. Gracias Alejandra por el comentario y me gusta tu creencia de lectura. Como dices hay que aplicar otros conceptos para explicarlos al mortal común no antropológico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *